FEBRERO…¿Y Tús Propósitos?

Ya estamos en Febrero y muchos de nosotros deberíamos estar cumpliendo al menos gran parte de toda esa larga lista de propósitos escritos en Diciembre para el año nuevo.

Pero… siempre hay alguno que se acaba atascando y uno de ellos suele ser llevar una vida saludable en cuanto a alimentación y ejercicio.

Y es que la vida tan ajetreada que solemos llevar todos, nos hace parecer que todo es más complicado. Los días de estrés en el trabajo, las pocas horas durmiendo y la carga de trabajo…hace que mucho de nosotros nos refugiemos en la comida o pensemos que podemos compensar todos esos excesos con dos horas de cardio en la máquina ¿te suena?

Somos animales de costumbre y por tanto, es importante empezar a analizar en dónde cometemos los errores para ir transformando aquellos malos hábitos en otros mejores.

Por ello, te voy a dar 5 consejos para empezar de una vez por todas con tu alimentación sana y equilibrada. Y otros 5 consejos para romper con todas las excusas a la hora de entrenar.

                                                        ALIMENTACIÓN

1Limpia la nevera y la despensa de todos aquellos productos que sepas que pueden llegar a ser una tentación para ti.
Recuerda que nuestra fuerza de voluntad es limitada y que en algún momento de ”debilidad” podemos caer en ella.
Es importante sustituir algunos productos no tan dañinos (por ejemplo el chocolate) por su versión más light , ya que sobre todo si estás en un plan de pérdida de grasa, vas a sentir apetito más de lo normal (cambia el chocolate normal por el negro, la harina de repostería por harina de avena, etc…)

2-Haz una lista de todos los alimentos saludables que deben de llenar tu despensa y nevera antes de ir a hacer la compra.
Esto evitará que caigas en comprar comida que no debes.
Muchas frutas, verduras, proteínas de alta calidad (huevos, pollo…), carbohidratos altos en fibra (avena, arroz integral, batata…)
Recuerda que tu alimentación debe estar basada en alimentos naturales.
Huye de aquellos productos que veas muy procesados aunque te los vendan naturales (barritas, zumos…)

3-Intenta organizar tus comidas.
Analiza tus horarios.
Determina qué tiempo tienes para las comidas y si éstas son en el trabajo, en casa..
Si tienes tiempo para cocinar o si en cambio, necesitas de un tiempo extra en tu casa para preparar con antelación las comidas de la semana entera.
Esto te dará la seguridad de tener una fuente de alimentación saludable sin necesidad de poner excusas más tarde cuando llegue la hora de comer.

4-La importancia de los snacks
Hay personas que necesitan comer más de 3 veces al día
Además incluir pequeños snacks son perfectos para mantener en línea tu saciedad.
Asegúrate de tener siempre a mano (o en el bolso del trabajo, del gym…) diferentes snacks saludables como almendras, zanahorias, frutos secos, fruta…para no picar lo que no debes entre horas.

5-Comer fuera
Sí, puedes darte un capricho de vez en cuando
Pero eso no significa que si tienes que comer fuera por tu trabajo, siempre eches a perder tu alimentación.
Mira la carta y escoge las opciones más saludables (pollo a la plancha, patatas hervidas, ensaladas..)
Si puedes, también es una buena opción pedirle al camarero que te traiga los aderezos a parte o que la comida a la plancha sea sin mantequilla.

                                                            EJERCICIO

1-¿Ejercicio cardiovascular o de fuerza?
Ambos tienen que ir de la mano
Encuentra un ejercicio que te guste hacer (zumba, pilates, bodycombat…) el caso es que te MUEVAS
Si puedes, combina diferentes clases que tengan diferentes objetivos para completar tu meta de incorporar cardiovascular y fuerza

2-Comienza por lo fácil
Empieza yendo al gym o entrenando en casa un poquito cada día para luego poder establecer días concretos para ir durante la semana (por ejemplo empiezo con 2 días y luego subo a 3 dejando días entre medias para poder descansar)

3-Tu hora de entrenamiento
Usa ese tiempo como un cuidado hacia ti (que lo es!)
Es tu tiempo, es tu cuerpo y es tu salud así que úsalo bien
Entra con determinación y sal sintiendo que diste todo de ti
No te entretengas con el móvil entre series.
En otras palabras… no pierdas el tiempo
Aprovecha esa única hora al día que vas a emplear al entrenamiento para estar concentrada al máximo.

4-Cambia de entrenamiento
Si cuando estás entrenando ves que no te está costando esfuerzo, entonces es que tienes que cambiar algo. O bien la intensidad o la carga…
Tienes que sentir que tu cuerpo se está esforzando, que tu cuerpo tiene una exigencia extra para que te compense haciéndote más fuerte para el próximo dia.

5-Agenda y organización
Es importante que tengas una meta clara y realista tanto a corto plazo como a largo plazo
De nada sirve querer empezar a entrenar si no sabes si lo que quieres es bajar peso , o si ese peso son 5 o 10 kilos.
Sé realista y date un tiempo prudente para que ese cambio que suceda dure en el tiempo.
Vete siempre al gym con un plan de entrenamiento y apunta cada repetición, cada peso y cada clase que hagas cada día que vayas
Con el tiempo irás viendo tu progreso y eso también es motivo de celebración y motivación

Lo más importante es que siempre des lo mejor de ti
Uno siempre va a cosechar lo que siembra, así que no tengas miedo de emplearte a fondo en cada cosa que hagas, porque te aseguro…que tu cuerpo, tu salud y tu bienestar te lo agradecerá

                                BUENA SUERTE, GENTE FIT!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s