DORMIR ADELGAZA

Dormir es uno de los mejores procesos metabólicos para perder grasa.

Y cuando no dormimos bien, podemos provocar algún desorden de origen metabólico (por no mencionar el psicológico!)

Tras todos esos problemas, es cuando entran diferentes consecuencias como el estado de humor y la energía.

Pero…¿ por qué y qué relación hay entre dormir bien y adelgazar?

La respuesta es fácil: Dormir regula nuestra insulina.

Saber cómo evoluciona la glucemia es importante, ya que si la glucosa se eleva por encima de los niveles normales, el riñón comienza a filtrar la misma para eliminarla por orina; de allí que se pierde glucosa y agua, así como otras sales y aumentan la sensación de hambre.

También activa el sistema de almacenamiento, generando un proceso a medio plazo que termina en la acumulación de grasa innecesaria.

En general, unos niveles de tolerancia a la glucosa aceptables permiten que el metabolismo reaccione sin brusquedad, adecuándose a la glucemia disponible en sangre. Esto desemboca, sin más remedio, en reducir las oportunidades de sufrir sobrepeso, obesidad o diabetes.

El secreto está en nuestro ritmo circadiano.

Los ritmos circadianos son variaciones fisiológicas cíclicas que se ajustan a un periodo medio de 24 horas, aproximadamente.

Dichos ciclos se regulan por condiciones externas de luz y temperatura, entre otros factores. Nuestros cuerpos, y los de la mayoría de los seres vivos, funcionan por sí mismos en ritmos de 24 horas.

Así, la hora a la que comemos influye en cómo metabolizamos las grasas y azúcares. 

Romper dicho ritmo circadiano está ligado a problemas de sobrepeso y diferentes problemas metabólicos . Por eso se dice dormir bien ayuda a mantener un ritmo adecuado y, por tanto, un metabolismo ajustado.

Pero….Qué es dormir bien?

Cada persona tiene necesidades distintas de sueño, en horas. La OMS recomienda dormir entre siete y ocho, para los adultos.

Pero el sueño el sueño no es solo cuestión de horas, sino de calidad.

Se considera un sueño de calidad cuando te duermes en menos de 30 minutos, despertando solo unas pocas veces en la noche y con menos de 20 minutos de vigilia.

El sueño debe ser profundo durante un periodo importante de la noche para que nos resulte “reparador”.

Hacen falta entre 45 y una hora de sueño profundo por noche para sentirnos descansados por la mañana. Esta fase es uno de los mejores indicadores de la calidad del sueño que hemos tenido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s